In Sin categoría

Ya sea en tu bar, restaurante o en tu propia casa… tienes comensales, visitantes o una fiestuqui y… ¡horror! Se te te ha olvidado meter en la cámara los refrescos o las cervezas (o en la nevera) o acabas de comprarlos y no da tiempo a enfriar. Algunas bebidas no tienen problema, como el vino tinto, por ejemplo, que se puede tomar a temperatura ambiente (sobre todo ahora en invierno). Pero otras… ¿has probado la cerveza caliente? Mm… mejor que no.

Pues bien, para estas situaciones te dejamos algunos trucos que te permitirán enfriar la bebida de manera rápida.

  • Hielos, agua y sal. Parece la canción «Tequila, sal y limón», pero en este caso cambiamos un poco los ingredientes. En toda fiesta que se precie se utiliza un balde o neverita con hielo y agua para mantener las bebidas frías, pero pocos saben que incluyendo sal a este método el resultado es mucho más rápido y efectivo. En apenas 10 minutos las bebidas estarán perfectas para ser consumidas. La proporción de agua y sal tiene que ser como mínimo proporcional a una cucharada sopera de sal por bol de agua.
  • Al congelador con papel. La opción más habitual y socorrida, aunque no contemos con mucho tiempo para enfriar las bebidas, es introducirlas en el frigorífico o el congelador. Esta práctica, al igual que el caso anterior del balde con agua y hielos, también cuenta con una versión mejorada. Prueba a envolver la botella en papel de cocina o papel de periódico mojado de forma que quede pegado a la botella o lata. Al introducirla al congelador con este recubrimiento el agua del papel se congelará reduciendo a la mitad el tiempo necesario para enfriar la bebida.
  • Vasos nevados. Si se es un poco previsor o se van a adquirir bebidas y no habrá tiempo de enfriarlas, esta es una gran alternativa. Consiste simplemente en introducir vasos al congelador, de modo que no hará faltar enfriar la bebida para consumirla fresca.
  • Esprays de aire comprimido. Estos esprays son los que se utilizan para soplar y limpiar los objetivos de las cámaras o los teclados de ordenador. Si ponemos el espray boca abajo el contenido no saldrá, lo que sí expulsara el bote es el gas a presión que contiene y que suele estar a temperaturas bajo cero. Soplar la lata o botella con este espray es muy efectivo, de hecho podemos llegar a congelar la bebida en pocos minutos. Este método es también utilizado por profesionales para la elaboración de postres de alta cocina.

Ale, ya no tenéis ninguna excusa para tener bebidas fresquitas, fresquitas en casa!

Recent Posts
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies